martes, 17 de febrero de 2009

RESKATADORAS DE POLLOS; POR UNA SOBERANÍA ALIMENTARIA

La desigualdad y la injusticia adoptan muchas formas, a veces, el sinsentido del capitalismo incluso les da la forma de una rosa roja. Las raíces de algunas flores son muy profundas, del tallo se clavan en el suelo bajo nuestros pies y de ahí siguen creciendo, atraviesan el Atlántico a gran velocidad y se detienen en la sabana de Bogotá. Allí, bajo plásticos para mantener el calor de la desesperación humana, se nutren de machismo, de fumigaciones, de acosos, de injusticia, de pobreza, de hambre, de enfermedades, de trabajos sin derechos, de jornadas donde el reloj se guarda en el bolsillo del propietario y no sale de ahí hasta que él decida, de salarios que apenas permiten comprar un poco de aire, enfermo, donde respirar, de ciudades basura donde se malvive, de familias desmenuzadas como los suelos agrarios bajo sus pies hinchados.

Esas rosas rojas del capitalismo circulan libres por su hábitat natural: el mercado. Son cortadas, espolvoreadas, empaquetadas, refrigeradas y en aviones primera clase llegan a nuestras manos. Entonces se convierten en un regalo, en un “te quiero” en un “felicidades” en un “para ti”. Pero eso es solamente la flor y su tallo. Las raíces están en Colombia o en Kenia o en Ecuador o en tantos sitios que como buenas raíces, permanecen ocultos.

Los pollos son un símbolo. Las rosas son un símbolo. Tenemos muchos símbolos pero una sola solución: la soberanía alimentaria. Infórmate y lucha.

ES LA HORA DE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA VIDEOS AQUÍ

1 comentario:

elcaminante dijo...

Quería que conocieses una campaña solidaria que se está realizando para ayudar a escolarizar a los niños de los pastores masáis de Kenia. Aquí puedes informarte mejor: http://www.elcaminombt.com/index.php?secc=4