miércoles, 4 de noviembre de 2015

El país sin bolsas de plástico.


¿Cuántas bolsas de plástico tienes en casa? Seguro que más de las que querrías. Yo hago lo que puedo por no aceptarlas cuando me las ofrecen en los comercios pero llegan a colarse, por ejemplo, con ese regalito que alguien bienintencionado -pero mal informado- trae para uno de mis hijos. En Francia, donde vivo, esas bolsas indeseadas tienen los días contados. El gobierno francés ha prohibido el uso de las bolsas de plástico no reutilizables a partir del 1 de enero de 2016.
La prohibición incluye incluso los stocks de bolsas que aún no han salido al mercado. Y se ha prohibido su uso a pesar de la presión insistente de las grandes enseñas de la distribución, que querían dar salida a sus excedentes sí o sí. A partir del año que viene en las cajas de los supermercados franceses ya no podrán darse ni venderse bolsas de plástico, que parecen entes inofensivos pero que son en realidad altamente letales. Abandonadas en el suelo son más longevas que los humanos. Tardan la friolera de 200 añitos en desintegrarse y mientras lo hacen aprovechan para contaminar suelos y aguas. Morir matando. Y las bolsas no son los artefactos de plástico más mortíferos. Las botellas « sobreviven » unos 450 años y las « inocentes » tarjetas telefónicas o de crédito, más de 1.000.

No hay comentarios: